05 Marzo 2015
  • Facebook: nicolasgrullon
  • FeedBurner: accesosinlimites/yccV
  • Hi5: nicolasgrullon
  • Twitter: nicolasgrullon

Canal - RADIO NJ - LA MEJOR MUSICA

 

 

Anuncio
Anuncio

MAS SALUD & VIDA

Salud y Vida

 

Un parto por cesárea es una cirugía para que nazca el bebé cuando no puede nacer por vía vaginal. Este procedimiento sólo debe practicarse si tu salud o la de tu bebé están en peligro. Aquí te cuento cuándo te podrían sugerir una cesárea para dar a luz a tu bebé.
Muchas mujeres actualmente le tienen miedo al parto porque no quieren pasar por una experiencia dolorosa. Sin embargo, el cuerpo de la mujer está diseñado para dar a luz, y el proceso de parto natural habla de que el bebé nace por donde debe: la vagina. Si has tenido un embarazo sano y tu bebé está también en buenas condiciones de salud, no dudes de la naturaleza y de tu capacidad para dar a luz de forma natural.
Sin embargo, las ideas negativas sobre el parto y el dolor han hecho que aumenten las cesáreas por conveniencia y no por razones médicas. Por ejemplo, en los Estados Unidos, los nacimientos por cesárea han aumentado en los últimos años.
Cada quien decide lo mejor para su salud en cooperación con su médico, pero yo recomiendo que un parto por cesárea sea llevado a cabo sólo cuando las circunstancias médicas lo ameritan y exista un riesgo elevado de poner en peligro tu salud y la de tu bebé. Lo digo porque al fin y al cabo, la cesárea es una cirugía mayor en la que se hacen incisiones (cortes) en la pared abdominal y el útero de la madre y también pueden presentarse complicaciones.
Aunque se considera un procedimiento seguro, el parto por cesárea conlleva más riesgos. Un parto vaginal le permite a la mujer una recuperación mucho más rápida.
Como mencioné anteriormente, la cesárea se considera cuando hay algún peligro para la vida de la madre o del bebé. Por lo general, los obstetras pueden recomendarla cuando hay situaciones de riesgo y como las siguientes: 
La posición del bebé no es con la cabeza hacia abajo, sino de nalgas o está ubicado transversalmente o de lado en el útero.
El bebé tiene alguna malformación congénita (defecto de nacimiento) como hidrocefalia grave.
La mamá tiene placenta previa (cuando la placenta cubre el cuello del útero) o placenta baja (muy cerca del cuello), lo cual implica un riesgo de hemorragia durante el parto vaginal y debe evitarse a toda costa.
La mamá tiene alguna enfermedad de transmisión sexual como VIH o herpes genital que puede implicar un riesgo para la salud del bebé.
Es un embarazo múltiple (gemelos, mellizos, trillizos, etc.).
La mamá fue sometida a una cirugía del útero o cesárea anteriormente. Sin embargo, muchas mujeres pueden tener un parto vaginal seguro luego de haber tenido una cesárea, en especial si el corte que se hizo previamente en el útero fue un corte horizontal. A esto se le conoce como Parto Vaginal después de Cesárea o PVDC.
La mamá tiene diabetes o hipertensión.
El bebé es muy grande.
A veces, puede ocurrir que una madre empieza un trabajo de parto normal, pero a medida que transcurre el tiempo se presentan complicaciones que requieren una cesárea de emergencia para resolverse. Esto sucede si:
Luego de muchas horas de trabajo de parto, el parto no progresa o se vuelve lento (una evolución anormal en el trabajo de parto).
Hay sufrimiento fetal, cuando los latidos del corazón del bebé o su frecuencia cardiaca son anormales. Esto refleja como está manejando el bebé las contracciones. Lo normal es que su frecuencia cardíaca sea de entre 120 y 160 latidos por minuto. Si la frecuencia cardíaca disminuye, es necesario tomar medidas de inmediato como administrarle oxígeno a la mamá, cambiarla de posición, darle líquidos y hacerle un parto por cesárea.
La placenta se desprende de la pared del útero antes de tiempo.
Se comprime el cordón umbilical.
Como toda cirugía mayor, es necesario que conozcas los riesgos que implica la cesárea. No dudes en hablar de ellos abiertamente con tu médico para despejar las dudas y tus miedos:
Hemorragia o sangrado excesivo
Lesiones en la vejiga o los intestinos
Desprendimiento anormal de la placenta
Infección en el útero
Infección en las vías urinarias con dificultad para orinar
Coágulos de sangre
Reacciones a medicamentos
Daños al bebé
Estreñimiento o retraso de la función intestinal
Infección en la herida
Es importante mencionar que la cesárea puede hacerse mediante anestesia regional (de la cintura para abajo) o general. De cualquier modo, la anestesia puede afectar también al bebé. En ocasiones, los bebés que nacen por cesárea pueden tener algunas complicaciones respiratorias porque no tuvieron el trabajo de parto que estimula la eliminación de líquido de los pulmones.
En el caso de que la cesárea sea por emergencia, los riesgos son menores que los beneficios, puesto que se salva la vida del bebé y de la mamá. Además, se hacen millones de cesáreas en todo el mundo diariamente y la mayoría de los bebés y las madres tienen resultados positivos.
Cada mujer, cada embarazo y cada parto es diferente. También los son el criterio del médico y tus ideas acerca del parto. Por eso que debes tomar una decisión informada teniendo en cuenta tu salud, la de tu bebé y por supuesto, las recomendaciones del médico.
acceso/vidaysalud

 

Es cierto que la pareja a veces nos da dolores de cabeza pero a la larga, la estabilidad y el amor que implica la vida matrimonial parecen tener beneficios para la salud, en especial del corazón. Descubre lo que ha encontrado un nuevo estudio sobre este tema, al parecer una ventaja más de vivir en pareja.
Un estudio desarrollado por unos investigadores del Hospital de la Universidad de Turku, en Finlandia, ha detectado que el matrimonio reduciría el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o infarto y de fallecer por dicha causa, tanto en los hombres como en las mujeres de cualquier edad.
No sólo eso, el matrimonio y la vida en pareja han sido asociados con una mayor probabilidad de sobrevivir un ataque cardíaco antes de que el paciente sea hospitalizado y después de llegar con vida al hospital, en especial en los hombres y en las mujeres de mediana edad.
Para llegar a estos datos, que fueron publicados en la edición del 31 de enero de la revista European Journal of Preventive Cardiology, los investigadores analizaron los datos de más de 15,300 personas que sufrieron ataques cardiacos entre 1993 y 2002, de las cuales alrededor de 7,700 murieron durante los 28 días posteriores al ataque.
Al observar el papel que podría desempeñar el matrimonio en la salud del corazón, los investigadores hallaron que los hombres que no estaban casados tenían entre 55 y 66 por ciento más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, mientras que las mujeres solteras tenían entre 60 y 65 por ciento más posibilidades de padecerlo, comparado con las personas casadas.
Esta diferencia entre solteros y casados era aún mayor cuando se trataba del riesgo de morir de un ataque cardiaco: los hombres solteros tenían un riesgo de 60 a 168 por ciento mayor de morir durante los 28 días posteriores, mientras que las mujeres solteras tenían de 71 a 175 por ciento más posibilidades de morir tras el episodio.
La razón por la que el matrimonio podría tener este efecto no está clara. Los investigadores sugieren varias a considerar. Por ejemplo: que las personas casadas pueden vivir en mejores condiciones económicas, de forma más saludable, siguiendo distintos cuidados para evitar problemas del corazón y con más amigos y apoyo social. Además, es posible que las personas casadas llamen antes a una ambulancia que quienes están solas.
De este modo, estos resultados aumentan la evidencia sobre las ventajas de un buen matrimonio para tu salud y la de tu corazón, pues no es la primera investigación que llega a estas conclusiones.
Por ejemplo, ya te habíamos contado sobre otro estudio desarrollado por unos científicos de la Universidad de Utah, según el cual las mujeres tienden más a somatizar los problemas emocionales que los hombres, por lo cual un matrimonio complicado puede tener repercusiones en la salud y promover el desarrollo del denominado síndrome metabólico (que incluye la acumulación de grasa en el área del abdomen y un aumento en el nivel de la presión, los triglicéridos, el colesterol “malo” (LDL) y el azúcar en la sangre). Este síndrome aumenta el riesgo de las enfermedades cardiovasculares.
También nos habíamos referido a otra investigación sobre las ventajas del matrimonio para la salud en general. En este caso, se trataba de una investigación desarrollada por unos científicos de la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido, según la cual el matrimonio y las relaciones estables permiten que las personas disfruten de una mejor salud física y mental, y demuestra que los casados tienen menos probabilidades que los solteros de morir temprano (sobre todo los hombres) o de sufrir enfermedades cardíacas y enfermedades cerebrovasculares (apoplejías). Según este análisis, además, las mujeres tendrían una mejor salud mental cuando están acompañadas.
A la luz de estos hallazgos, y ahora que conoces cuánto puede afectar tu vida emocional a tu salud física, reflexiona honestamente sobre tu calidad de vida. Si tienes una pareja estable y ambos son felices, pues entonces tienen una gran ventaja, pero si estás sola o solo, no te desesperes, pues como dice el dicho, “mejor solo que mal acompañado”, pues mantener una relación tormentosa o angustiante puede ser aun peor que no tenerla. Claro que es difícil tomar la decisión de separarse pero, a veces, puede ser la opción más saludable. Y recuerda, sobre todo, que las personas que terminan una relación mala suelen recuperarse y disfrutar de una vida de mejor calidad, con mayor felicidad y tranquilidad después del divorcio o la separación.
De cualquier forma, cuidar tu corazón es tarea de todos los días, independientemente de tu estado civil. Come saludablemente, haz ejercicio, no fumes y no abuses las bebidas alcohólicas. Todo eso es fundamental para la buena salud del corazón, aunque si vives en pareja, ya llevas ventaja.
acceso/vidaysalud

 

Si eres víctima de un asalto sexual o de una violación, busca ayuda médica inmediata y denúncialo. Solamente así evitas ser víctima por partida doble: de tu agresor y de tu silencio.
En un mundo ideal, las relaciones sexuales deberían ser de mutuo acuerdo, placenteras y felices. Pero la realidad es que en el mundo en que vivimos existe la maldad, la injusticia y la violencia y millones de personas se ven sometidas a relaciones sexuales a la fuerza, con sus secuelas tanto físicas como psicológicas.
Aunque la violencia sexual afecta a ambos sexos, las mujeres son las más afectadas. Según datos proporcionados por los CDC (Centros para el Control y la Prevención de las  Enfermedades en Estados Unidos), 1  de cada 5 mujeres y 1 de cada 71 hombres han sido víctimas de una violación en algún momento de su vida. El agresor, por lo general, es hombre y alguien conocido por la víctima, ya sea un vecino, un compañero de trabajo, un amigo o hasta un miembro de la propia familia.
Dolor, vergüenza, confusión, temor, asombro y hasta negación…. son las sensaciones que dejan en la víctima el haber sufrido un asalto sexual.  Se puede entender y solamente quien ha pasado por la experiencia puede imaginarse el trauma que se sufre. Sin embargo, hay que tener presente lo siguiente:
No importan las circunstancias, cualquier asalto o violación sexual constituye un crimen y no es culpa de la víctima.
Es vital superar el sentimiento de culpa o vergüenza y buscar ayuda médica lo antes posible y reportar a las autoridades lo ocurrido.
Es importantísimo hacer esto por las siguientes razones:
Al buscar ayuda médica se pueden evaluar y tratar de inmediato los golpes y las heridas y recibir la terapia contra un embarazo potencial y/o el contagio de enfermedades
Evitar que el agresor repita su crimen con otras personas
Proporcionar alivio emocional a la víctima.
Lo normal es que la persona quiera borrar de su mente y de su cuerpo cualquier rastro del asalto pero, aunque es difícil, es fundamental:
Evitar bañarse, lavarse o darse una ducha
No cambiarse ni de ropa ni de zapatos
Ni peinarse ni cepillar el cabello
Tan pronto como sea posible, hay que dirigirse a un centro especializado en el tratamiento de víctimas de violaciones, o al departamento de emergencias del hospital o centro médico más cercano. Allí se realizará una evaluación física completa de la persona. Quizás resulte molesta y difícil de soportar pero esta evaluación es vital, por varias y valiosas razones:
1. Recopilación de evidencias. No solamente se registrarán las pruebas físicas de la agresión, sino que pueden reunirse fuentes de ADN (cabellos, líquidos corporales, restos de piel) que puedan servir para identificar al agresor y usarse legalmente en su contra. Toda esa evidencia se recoge en lo que se conoce como el paquete de violación.
2. Evaluación de lesiones internas, que no puedan verse a simple vista y que requieran un examen profundo realizado por profesionales.
3. Prevención de embarazo.  Si la mujer no estaba tomando anticonceptivos orales, en la mayoría de los casos se le ofrece la opción de un anticonceptivo de emergencia (a base de progestina solamente que tiene menos efectos secundarios que las pastillas con progestina y estrógeno) para reducir las probabilidades de un embarazo como consecuencia de la agresión.
4. Tratamiento de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Las probabilidades de contraer una infección a través de una violación van de un 5 a un 10%. Para evitarlo, se administran medicamentos contra la clamidia, la gonorrea y la sífilis y, si la persona no está vacunada, una vacuna contra la hepatitis B (con una serie de inyecciones a lo largo de dos meses).
 5.  Prevención del VIH. Aunque las probabilidades de contraer el VIH a través de una violación son menos de un 1%, y el virus no se manifiesta inmediatamente, se hace la prueba del VIH para comenzar el tratamiento de inmediato si el resultado es positivo (en este caso el contagio fue previo al ataque). Si el resultado de la prueba es negativo, ésta se repetirá a los 3 meses. Al cabo de los 3 meses de obtener resultados negativos, se considera que no hay infección por el virus.
6. Comenzar la ayuda psicológica y emocional.  Un evento tan traumático como la violación requiere la ayuda de profesionales para reducir el estrés y el sentimiento de culpa de la víctima y  elevar su autoestima.
Denunciar lo ocurrido a las autoridades es el próximo paso a seguir. Muchas personas se abstienen pensando que no les creerán, que quedará sobre ellas la mancha o el estigma de lo ocurrido, o temen las represalias del agresor, sobre todo si es alguien que conocen.  Es un error. Ante un crimen, el silencio es la peor opción.  Nadie tiene derecho a forzar a otro a tener una relación sexual y cuando esto ocurre, se trata de un crimen que merece ser castigado. Como víctima, tienes derecho a proteger tu cuerpo y a pedir justicia. Hazlo por ti misma(o) y para que no le ocurra a otro(a) lo que te pasó a ti.
Recuerda la violación es un crimen. El asalto sexual es un crimen. La violencia doméstica es un crimen. Si tú o alguien que conoces está en una relación abusiva busca ayuda. Existen muchas organizaciones no lucrativas en los diferentes países que te puede ayudar y asesorar.
acceso/vidaysalud

 

La enfermedad cardíaca se relaciona con mayor riesgo de presentar deterioro cognitivo leve, como problemas con el lenguaje, el pensamiento y la capacidad de juicio, especialmente entre las mujeres enfermas del corazón, revela un estudio de Mayo Clinic. Este tipo de deterioro cognitivo leve, conocido como no amnésico porque excluye la pérdida de la memoria, puede preceder a otras demencias vasculares y diferentes a la enfermedad de Alzheimer, indican los resultados publicados electrónicamente en “JAMA Neurology” (Revista de la Asociación Médica Americana, Neurología).
El deterioro cognitivo leve constituye una etapa importante para detectar e intervenir pronto en la demencia, comenta la autora principal, Dra. Rosebud Roberts, investigadora en ciencias de la salud de Mayo Clinic.
“La prevención y control de la enfermedad cardíaca y de los factores de riesgo vascular muy posiblemente reducirá el riesgo”, dice la Dra. Roberts.
Los científicos evaluaron a 2719 personas, entre 70 y 89 años de edad, al principio del estudio y cada 15 meses a partir de entonces. De los 1450 que al principio no tenían deterioro cognitivo leve, 669 padecían enfermedad cardíaca y 59 (8,8 por ciento) desarrollaron el deterioro cognitivo leve no amnésico, comparado con 34 (4,4 por ciento) de 781 personas sin enfermedad cardíaca que desarrollaron el deterioro cognitivo leve no amnésico.
La relación varió según el sexo: la enfermedad cardíaca y el deterioro cognitivo leve aparecieron juntos con mayor frecuencia entre las mujeres que en los hombres.
La investigación se financió gracias al subsidio AG006786 de los Institutos Nacionales de Salud y al Programa Robert H. y Clarice Smith, y Abigail van Buren para Investigación sobre la Enfermedad de Alzheimer; y su realización fue posible gracias al Proyecto Epidemiológico de Rochester, financiado por los Institutos Nacionales de Salud.
acceso/vidaysalud

 

Alrededor de 200 mil mujeres mueren en el mundo cada año a causa de dos tipos de cáncer que son difíciles detectar en forma temprana: el de endometrio y el de ovario. Ahora, un grupo de investigadores ha desarrollado un nuevo método de análisis que, usando la misma prueba del Papanicolau, permitiría detectar también estas dos enfermedades. Aquí te contamos más detalles de este esperanzador hallazgo.
La citología vaginal, también llamada prueba del Papanicolau o -simplemente- Pap, es un examen ginecológico que todas las mujeres deben hacerse regularmente para descartar o detectar el cáncer del cuello del útero (o sea, del cáncer del cuello de la matriz o cáncer del cérvix). Forma parte de la revisión ginecológica: el ginecólogo introduce un instrumento llamado “espéculo” dentro de la vagina, que le permite ver el cuello del útero o cérvix. Luego hace un “raspado” para tomar una pequeña muestra de las células que se encuentran en él y la envía a un laboratorio para que la analicen bajo el microscopio.
Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, en Estados Unidos, en colaboración con investigadores del Instituto del Cáncer de São Paulo, en Brasil, han detectado que el Pap también podría ayudar a detectar el cáncer de ovario y el cáncer de endometrio.
Para llegar a estos hallazgos, que fueron publicados en la revista Science Traslational Medicine, los investigadores hicieron una búsqueda exhaustiva de las mutaciones genéticas principales que causan estas dos enfermedades y, luego de determinar las alteraciones más importantes en un total de 12 genes, diseñaron un método nuevo de análisis genético, al que denominaron PapGene, capaz de analizar las muestras de las células obtenidas mediante la prueba citológica.
Así lograron detectar células del cáncer del ovario y del cáncer de endometrio que se ‘escaparon’ hacia el exterior, en el cuello del útero. Específicamente, en las 46 muestras de las pacientes que analizaron, lograron detectar todos los casos de cáncer de endometrio (la capa de tejido que recubre el interior del útero).
En el caso de los tumores del ovario, en cambio, la efectividad fue menor, fue de sólo el 41%. Los científicos explicaron que esto se debe a una cuestión anatómica, ya que la distancia que hay entre el ovario y el cuello del útero hace que las células tarden más en llegar o, incluso, que nunca lleguen.
Por eso, los especialistas advierten que hay que ser cautelosos con estos resultados. Todavía es necesario contar con nuevas investigaciones y más datos para que el denominado PapGene se convierta en una prueba efectiva para detectar estos tipos de cáncer de manera temprana.
Ten en cuenta que, en la actualidad, no existe ninguna prueba capaz de encontrar precozmente ni el cáncer de endometrio ni el cáncer de ovario, dos enfermedades que cada año terminan con la vida de alrededor de 200 mil mujeres en todo el mundo.
En el cáncer de endometrio, cuando las mujeres menopáusicas tienen sangrados irregulares, estos pueden ser una señal de alerta que permiten detectar el cáncer del endometrio cuando todavía es curable. El cáncer del ovario, en cambio, es silencioso, no da síntomas hasta que ha progresado.
Por eso es tan importante contar con algún método de detección temprano para estas enfermedades. En este sentido, los hallazgos de estos investigadores abren una puerta de esperanza hacia el  futuro. Mientras tanto, recuerda que aunque no es una garantía, llevar un estilo de vida saludable te podría ayudar a prevenir el desarrollo del cáncer.
acceso/vidaysalud

 

Hay buenas noticias para más de 24 millones de personas que padecen de diabetes tipo 2 en los Estados Unidos. La FDA acaba de aprobar tres medicamentos nuevos para combatir esta enfermedad: Nesina, Kazano y Oseni. Todavía hay más: el panel de consultoría de esta organización votó a favor de que se aprobara un cuarto medicamento: el Canaglifozin, pero para éste habrá que esperar un poco más.
La diabetes tipo 2 es el tipo de diabetes más común y su incidencia, desafortunadamente, va en aumento debido a varios factores como la obesidad y el sedentarismo entre otras causas. Por eso es necesario, primero, cambiar a un estilo de vida más saludable y segundo, contar con medicamentos cada vez más eficientes para su control.
Pues bien, a fines de enero pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) en Estados Unidos anunció la aprobación de tres medicamentos nuevos para combatir la diabetes tipo 2: Nesina, Kazano y Oseni  que contienen un ingrediente nuevo: la alogliptina, que ayuda a estimular la liberación de la insulina tras una comida, lo que lleva a control mejor la glucosa (el azúcar) en la sangre. La alogliptina puede usarse sola o en combinación con otros medicamentos empleados para la diabetes tipo 2, como las sulfonilureas o la insulina y, como recomienda la FDA, debe acompañarse con una dieta balanceada y aumentando la actividad física.
Ninguno de los tres medicamentos se recomienda para el uso de la diabetes tipo 1, o por aquellas personas que tengan un exceso de cetonas (subproductos del metabolismo de las grasas) en la sangre o en la orina (o cetoacidosis diabética en la que se utilizan las grasas y no la glucosa como fuente de energía). Los tres medicamentos serán distribuidos por Takeda Pharmaceuticals America, Inc.
El fármaco Nesina demostró su efectividad y seguridad en 14 ensayos clínicos que involucraron a unos 8,500 pacientes. Entre sus efectos secundarios más comunes se encuentran: goteo nasal, dolor de cabeza e infecciones del tracto urinario (vías urinarias).
Por su parte, la seguridad y la efectividad de Kazano se evaluó en 4 ensayos clínicos en los que participaron unos 2,500 pacientes. Entre sus posibles efectos secundarios se encuentran: infecciones de las vías respiratorias, goteo nasal, dolor de garganta, diarrea, dolor de cabeza, hipertensión y dolor de espalda. Además, la FDA ha solicitado que la etiqueta del producto avise sobre el riesgo potencial de acidosis láctica (acumulación de ácido láctico en la sangre) que puede ocurrir con el uso de productos que contengan metformina.
El Oseni, por otro lado, fue estudiado en 4 ensayos clínicos con más de 1,500 pacientes, con efectos secundarios similares a los del Nesina, a los que se añade el dolor de espalda. La etiqueta del Oseni también advertirá a los usuarios sobre el riesgo de insuficiencia cardiaca que conllevan los fármacos que contienen pioglitazona.
A mediados de enero, además, el panel de consultoría de la FDA votó a favor de aprobar un nuevo medicamento para reducir el nivel de glucosa, el Canagliflozin, para el tratamiento de los adultos con diabetes tipo 2.
El Canagliflozin es un inhibidor oral del cotransportador de sodio-glucosa tipo 2 (SGLT2). Al inhibir el  SGLT2 se reduce la reabsorción de la glucosa en el riñón, aumentando la eliminación de la glucosa a través de la orina, con la consecuente reducción de los niveles de glucosa en la sangre y una mayor pérdida de peso.
Si la FDA llegara a aprobarlo, el Canagliflozin sería el primer agente inhibidor del SGLT2 en el mercado estadounidense. Aunque su uso se aprobó en noviembre de 2012 en la Unión Europea, la FDA negó su aprobación en los Estados Unidos en enero de 2012 debido a riesgos potenciales de tipo cardiovascular.
La decisión final se sabrá el próximo mes de marzo y ya les mantendremos informados de lo que suceda. Mientras tanto, lo importante es que siga el tratamiento indicado por su médico, que vigile su plan alimenticio y no se olvide de hacer ejercicio (de acuerdo a su condición). Ese es el plan más efectivo para el control de tu diabetes tipo 2.
acceso/vidayslud
    Envia Mensajes