On Screen Facebook Popup by Infofru

Recibe las actualizaciones en Facebook. Haz clic en el botón debajo

Close

El presidente Donald Trump emplea a inmigrantes “sin papeles” para limpiar y otros servicios en el club que el magnate tiene en el estado de New Jersey, según desveló hoy The New York Times.

En un extenso reportaje, el rotativo recogió el testimonio de dos mujeres que han trabajado o trabajan en el exclusivo club de golf del empresario en Bedminster (New Jersey), donde Trump pasa varios días al año y su hija Ivanka se casó con Jared Kushner, ambos ahora asesores presidenciales.

Victorina Morales, una de las entrevistadas, emigró de Guatemala en 1999 y consiguió papeles de forma ilegal para permanecer en EE.UU. y seguir trabajando, de acuerdo con su testimonio.


Tras una primera estancia en California, se mudó a New Jersey, donde en 2013 conseguiría un puesto como limpiadora en el club de golf del empresario, un empleo que sigue desempeñando a día de hoy, aunque es consciente de que la revelación de esta historia puede suponer su despido.

Morales, entre otras tareas, se ha encargado de limpiar la residencia del presidente, su ropa interior, las camisas o las sábanas y las toallas de los Trump.

Ropa que tenía que ser lavada con un detergente especial y en una lavadora aparte, debido a la “meticulosidad del presidente”.

Otra de las limpiadoras entrevistadas, Sandra Díaz, que ya no trabaja para el club de golf, recuerda que en una ocasión Trump le dio un billete de 100 dólares como propina por su buen trabajo limpiando el polvo.

“Hiciste un muy buen trabajo”, asegura Díaz que le dijo Trump, aunque posteriormente ese año el magnate entró en cólera porque encontró manchas naranjas en el cuello de una de sus camisas blancas, restos del maquillaje que emplea el empresario, según la limpiadora.

En otro momento, recuerda Morales, Trump se acercó a ella en su carrito de golf mientras limpiaba unos cristales y, viendo que ella era demasiado baja y no llegaba a la parte superior de los vidrios, el magnate se bajó del vehículo, agarró su bayeta, y lo hizo él mismo.

Después, le preguntó su procedencia y, cuando supo que era de Guatemala, afirmó que “los guatemaltecos son gente muy trabajadora” y le entregó un billete de cincuenta dólares como propina.

El periódico examinó los supuestos papeles ilegales entregados por ambas limpiadoras y constató algunas irregularidades en los certificados, aunque les sirvieron para conseguir sus puestos de trabajo, en tanto que el club de golf de Trump no utilizó un sistema para verificar su autenticidad.

El presidente Donald Trump acusó a China de intentar manipular las elecciones legislativas que se celebrarán en noviembre en EE.UU. y achacó ese intento de influencia en los comicios al “desafío” que Washington ha hecho a Pekín en la arena comercial.

“Por desgracia, hemos determinado que China ha estado tratando de influir en las próximas elecciones de 2018 que serán en noviembre, contra mi Administración”, dijo Trump durante una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU centrada en la no proliferación de armas de destrucción masiva.

“No quieren que yo gane o que nosotros ganemos porque soy el primer presidente que ha desafiado a China en comercio y estamos ganando en comercio, estamos ganando en todos los niveles. No queremos que se entremetan o interfieran en nuestras próximas elecciones”, añadió.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, destacó hoy la labor de los agentes fronterizos puesto que, según dijo, tienen que lidiar con unas leyes “absurdas”, por lo que volvió a insistir en la necesidad de que el Congreso apruebe una nueva legislación “inteligente, rápida y razonable”.

“El Congreso debe aprobar una ley migratoria inteligente, rápida y razonable ya. Las fuerzas de la ley en la frontera están haciendo un gran trabajo, pero están obligados a trabajar con unas leyes absurdas”, escribió el mandatario en su cuenta personal de Twitter.

El presidente, asimismo, volvió a insistir en que Estados Unidos debería poder expulsar a los inmigrantes que entren de manera irregular en el país sin tener que hacer frente “a un costoso juicio” y rechazó la posibilidad de contratar nuevos jueces con el objetivo de agilizar los procesos judiciales.

El presidente estadounidense, Donald Trump, intentó ayer frenar el aluvión mundial de críticas con un decreto que pone fin a la separación de los niños inmigrantes de sus padres en la frontera sur, pero no resuelve la situación de los más de 2,300 menores que ya han sido alejados de sus progenitores.

En lugar de ser separados de sus padres al cruzar la frontera, como ocurría desde abril, a partir de ahora los niños indocumentados serán retenidos indefinidamente junto a sus familiares en centros de detención de inmigrantes, según la orden firmada por Trump.

“No me gustaba ver a las familias separadas ni los sentimientos que eso provoca”, aseguró Trump al rubricar el decreto.

El líder norcoreano Kim Jong Un salió de su lujoso hotel para un recorrido turístico nocturno por Singapur hoy, apenas unas horas antes de la cumbre sin precedentes con el presidente estadounidense Donald Trump.

Kim pasó gran parte del día lejos del ojo público, generando conjeturas de que estaba planeando su estrategia para su encuentro con Trump. Pero en la tarde salió del hotel St. Regis y visitó el Domo de Flores en los Jardines de la Bahía en compañía del ministro de Exteriores de Singapur, Vivian Balakrishnan.

El canciller subió a Facebook una foto de él y Kim donde ambos están sonriendo y el norcoreano está vestido con su característico saco Mao color negro.

El mismo día que el fiscal general, Jeff Sessions, anunció la política de “tolerancia cero” para cualquier persona que ingrese a Estados Unidos ilegalmente y que las familias podrían ser separadas mientras los padres son enjuiciados, Amnistía Internacional (AI) tildó la medida de “monstruosa”.

La organización dijo además que separar a los niños de sus familias cuando son detenidos tras cruzar la frontera, la mayoría de ellos en busca de asilo, “va en contra de los derechos humanos”.

El gobierno de Estados Unidos “debe dejar de separar a los padres de sus hijos” que huyen de sus países en busca de protección “y negarles el acceso a los procedimientos de asilo mediante detención prolongada”, dijo el grupo de derechos humanos.


Amenaza advertida
Desde marzo del año pasado el gobierno de Trump había advertido sobre esta práctica que fue rechazada en 2016 por el entonces presidente Barack Obama, quien la consideró errónea y contraria al debido proceso migratorio.

“La idea de que los niños pueden ser protegidos arrancándolos de sus familias, desafía todo sentido de lógica y humanidad“, dijo Margaret Huang, directora ejecutiva Amnistía Internacional Estados Unidos. “Estos son niños que ya han sufrido el trauma de la violencia y la persecución en sus países de origen y el arduo viaje en busca de seguridad”.

“¿Por qué el gobierno de Estados Unidos instruye una política que agravaría la angustia separando niños de sus familias bajo el argumento se es por su propio bien?”, preguntó Huang.

“Esta es una política monstruosa que va en contra de los derechos humanos y debe rescindirse inmediatamente”, exigió.

La guerra de Trump
Al explicar la nueva política, Sessions dijo el lunes durante un discurso en la conferencia de la Asociación de Agencias Estatales de Investigación Criminal, en Scottsdale, en el estado de Arizona, que “si cruzan la frontera de forma ilegal, los procesaremos. Es así de simple”.

El anuncio ocurre un mes después de que Trump amenazara en su cuenta de la red social Twitter un enconado ataque en contra de la Caravana de Migrantes que cruzó parte de México y algunos de sus integrantes anunciaran que llegarían hasta la frontera para pedir asilo.

“Daño incalculable”
“Criminalizar y estigmatizar a los padres que solo intentan salvar a sus hijos y brindarles una educación segura, causará un daño incalculable a miles de familias traumatizadas que ya han renunciado a todo para huir de terribles circunstancias en sus países de origen”, dijo Erika Guevara. Rosas, directora para América de América de Amnistía Internacional.

“Sacar a los niños de los brazos de sus padres mientras buscan asilo es una violación flagrante de sus derechos humanos”, agregó. “Hacerlo para volver a colocar a los solicitantes de asilo en situaciones peligrosas donde puedan enfrentar persecución, también es una violación de las obligaciones de Estados con la ley de refugiados“.

AI dijo además que ha documentado que agentes de inmigración estadounidenses “separan por la fuerza a las familias de los solicitantes de asilo, incluso cuando tienen pruebas de sus relaciones familiares y de la persecución por la que huyeron”.

“ La detención a largo plazo de los solicitantes de asilo está ampliamente documentada para afectar negativamente tanto su bienestar psicológico como su capacidad para presentar solicitudes de asilo de conformidad con la legislación de Estados Unidos”, apuntó.

El grupo de derechos humanos también fustigó la nueva política anunciada por Sessions que, dijo, “ trata a todos los solicitantes de asilo como delincuentes, enjuiciándolos en una corte federal y encarcelándolos en las cárceles federales”.

Línea dura
La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) de Texas también lanzó críticas a la “dura política” migratoria de Trump en la frontera.

“La amenaza explícita de separar formalmente a los niños migrantes y solicitantes de asilo de sus padres, representa un cambio de línea dura en la política de cumplimiento de inmigración de los Estados Unidos”, dijo la ACLU.

“Al anunciar esta política de tolerancia cero y la adición de fiscales federales a lo largo de Texas y la frontera suroeste, Jeff Sessions ha reafirmado su compromiso con las políticas desacreditadas de justicia penal sobre el sentido común y, lo más importante, sobre los mejores intereses de los niños que buscan refugio en este país”, dijo Andre Segura, director legal de la ACLU Texas.

Acceso: 

Página 1 de 6

Acceso sin limites

No tendría palabras para definir el trato que me han brindado sus productores, primero cuando labores para ellos en radio y ahora en esta naciente idea de televisión. Cuando fui elegido para estar de cerca con esta pareja, sentí una gran satisfacción al saber que siguen tomando en cuenta mi labor en este fabuloso mundo del deporte.