On Screen Facebook Popup by Infofru

Recibe las actualizaciones en Facebook. Haz clic en el botón debajo

Close

Parece estar tomando un nuevo giro el caso judicial contra un grupo de personas acusadas de haber recibido sobornos en la República Dominicana de parte de la empresa Odebrecht.

Una parte de los imputados ha comenzado a vincular de manera pública al gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) de presuntamente haber recibido también dinero de la constructora brasileña para su campaña electoral.

Este lunes el proceso se complicó luego que la barra de la defensa de uno de los acusados (ex secretario de Finanzas del PLD y ex ministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa) asegurara de manera formal que este partido era el propietario de una cuenta del Banco Popular que registró movimientos por más de 123 millones de pesos, la cual se le atribuye a él (Víctor).


El alegato en este sentido está contenido en el escrito de respuesta a la acusación de soborno, lavado de activos, enriquecimiento ilícito, asociación de malhechores y falsedad en declaración jurada que el Ministerio Público ha hecho a Díaz Rúa.

Tendría que sancionar al PLD

“Si existiera un ilícito penal para sancionar el manejo de cuentas de campaña”, a quien se debería sancionar no es a Díaz Rúa sino al Partido de la Liberación Dominicana, ya que esta entidad era la propietaria de la referida cuenta, indica

“El juez tiene que excluir esas cuentas de campaña, porque eso no va contra la norma, eso ni siquiera es un tipo penal… El Ministerio Público lo tipificó así, pues tendría que sancionar al PLD, no a Víctor Díaz Rúa”, explicó el abogado Miguel Valerio, al hacer referencia a que a todos los partidos políticos los tendrían que sancionar por esa misma práctica.

Díaz Rúa mostró certificados del banco en los que se establece que la cuenta 730515921 era para la campaña congresual del partido: abierta por él en calidad de secretario de Finanzas junto con Francisco Javier García, jefe de campaña, y Ramón Antonio Rivas, y que la emisión de los cheques la hacían los dos últimos.


La pertinencia, legalidad y admisión de las delaciones premiadas de los exejecutivos de Odebrecht deberán ser valoradas por el juez de la Instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia luego de que ayer, la defensa del expresidente del Senado, Andrés Bautista García, expusiera las razones por las que, a su entender, no son aplicables al proceso penal dominicano.

Carlos salcedo, quien dirige la barra de defensa del imputado por los sobornos pagados por Odebrecht, solicitó excluir y/o declarar inadmisibles las declaraciones de los exejecutivos de la multinacional porque no se ciñen a la regla de la oralidad que caracteriza el proceso penal, ya que ninguno de ellos fue aportado como testigo en el caso y mucho menos se realizó un anticipo de prueba que es una de las excepciones que plantea el Código Procesal Penal para los juicios.

Afirmó que el artículo 311 del Código Procesal establece que el juicio es oral. El juicio es oral pero ¿la delación premiada será oral? ¿Dónde? ¿En un juicio que no se ha celebrado? Evidentemente que se trataría de una contradicción manifiesta y el texto lo dice claramente [las prácticas de las pruebas en general, toda intervención de quienes participen, se realiza de modo oral]ˮ argumentó.

El juez de la Instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia, Francisco Ortega Polanco, está ponderando la objeción y solicitud de inadmisibilidad y exclusión de pruebas remitidas por Odebrecht por no ser puestas a disposición de las partes.

La defensa de Juan Roberto Rodríguez le dijo al juez que él tiene la oportunidad de “noquear a Odebrecht” si anula la presentación de esas pruebas por tratarse de peritajes que no fueron puestos a disposición de los imputados Ángel Rondón Rijo, Víctor Díaz Rúa, Tommy Galán Grullón, Andrés Bautista García, Conrado Pittaluga y Jesús Vásquez.

El empresario Ángel Rondón propuso ayer un acuerdo con la Procuraduría General de la República Dominicana para solucionar el caso de los 92 millones de dólares que la empresa brasileña Odebrecht admitió haberle entregado y que las autoridades de este país dicen fueron para repartirlos como sobornos a funcionarios, legisladores y representantes de otros sectores de este país.

Rondón adelantó que dicho acuerdo no debe ser sobre la base de devolver la totalidad de ese dinero, puesto que de ese monto 79 millones de dólares le fueron pagados por la empresa brasileña por concepto de honorarios por trabajos que él le realizó y no para “sobornos”.

Sostuvo que si el procurador general de la República, Jean Rodríguez, estaba interesado en resolver el caso, solo debió incluirlo a él (Rondón) en el expediente y no a los demás, seis en total.


Expresó que “el Ministerio Público tendrá que demostrar en el juicio quiénes fueron los sobornados y por qué no están en el expediente” los funcionarios con quienes él alegadamente se reunió para diligenciar la aprobación de las obras construidas por Odebrecht en la República Dominicana.

Díaz Rúa dice sacaron gente del expèdiente

Por otra parte, el exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, aseguró que en el caso Odebrecht “hay gente que admitió recibió dinero y no fue incluida en la acusación presentada por el Ministerio Público”.

Díaz Rúa, quien fue hasta hace poco secretario de finanzas del gubernamental Partido de la Liberación Dominicana (PLD), alegó que “hay gente que está aquí que recibió dinero y lo sacaron sin dar una explicación y ahora andan por ahí haciendo política”.

Reanudan audiencia

Rondón y Díaz Rúa hablaron este miércoles en el Palacio de Justicia del Centro de los Héroes antes de que el juez de instrucción de la República Dominicana, Francisco Ortega Polanco, reanudara allí la audiencia preliminar en contra de los siete imputados por recibir 92 millones de dólares que la constructora brasileña Odebrecht reveló haber pagado en sobornos en el país entre 2001 y 2014.

La audiencia comenzó con la lectura, por parte del Misterio Público, de la acusación formal en contra de los imputados: el senador Tommy Galán, del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y los exsenadores Andrés Bautista, Roberto Rodríguez y Jesús Vásquez, del Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal de la oposición).

Asimismo, en contra del exministro de Obras Públicas Víctor Díaz Rúa, del PLD, su supuesto testaferro, Contado Pittaluga, y empresario Ángel Rondón, a quien se atribuye el reparto de los 92 millones de dólares.

La compañía brasileña Odebrecht Ingeniaría y Construcción (OEC), envuelta en un escándalo de corrupción de dimensión internacional, anunció hoy su intención de renegociar 3.000 millones de dólares en deudas contraídas con
acreedores en el exterior.

La empresa también informó en un comunicado que, una vez concluido el “periodo de carencia” de 30 días, Odebrecht Finance no
realizó el pago previsto de los intereses de unos títulos de deuda que vencen en 2025.


La Constructora Norberto Odebrecht le pagó veinte millones de dólares a Ángel Rondón Rijo por servicios de consultoría para lograr que le fuera adjudicada la construcción de la Planta Termoeléctrica Punta Catalina.

Según documentos a los que tuvo acceso Diario Libre y que forman parte del escrito de defensa de Rondón Rijo, señalado por la Procuraduría General de la República como quien pagaba los sobornos a nombre de Odebrecht para beneficiarse de obras del Estado, el 24 de abril del 2014 Marcos Vasconcelos Cruz, exgerente de la empresa en República Dominicana, autorizó que le pagaran US$20,407,474.05, equivalentes a 877 millones 521 mil 384 pesos con 15 centavos, calculado a la tasa del dólar para esa fecha.

“Nos dirigimos a usted en atención al Contrato de Consultoría de la referencia (contrato de consultoría de fecha 26/07/2010), a fin de comunicarle que en fecha del 14/04/2014, la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) y nuestra empresa suscribieron el contrato de construcción del Proyecto Planta Termoeléctrica Punta Catalina, por un monto de US$2,040,747,405.23”, refiere Vasconcelos Cruz.

Página 1 de 10

Acceso sin limites

No tendría palabras para definir el trato que me han brindado sus productores, primero cuando labores para ellos en radio y ahora en esta naciente idea de televisión. Cuando fui elegido para estar de cerca con esta pareja, sentí una gran satisfacción al saber que siguen tomando en cuenta mi labor en este fabuloso mundo del deporte.