On Screen Facebook Popup by Infofru

Recibe las actualizaciones en Facebook. Haz clic en el botón debajo

Close

Deportes

República Dominicana dejó tendido en el terreno 5 carreras por 4 a Puerto Rico y de paso lo eliminó de toda posibilidad de la Serie del Caribe, que tendrá nuevo campeón, y que se desarrolla en la capital panameña.

El partido tuvo buenas cuatro entradas de duelo de serpentinas entre los abridores Fernando Cabrera, por Puerto Rico, y Raúl Valdés, por la tropa dominicana, manteniendo el marcador en cero.

No fue hasta el cuarto tramo, cuando Puerto Rico despertó a la afición, con dos rayitas, abriendo el marcador.

A falta de dos rebotes para un triple doble, el debutante refuerzo Robert Glenn inspiró al equipo de Plaza Valerio a vencer al Gregorio Urbano Gilbert (GUG) con marcador de 119-106, en el Torneo de Baloncesto Superior de Santiago.

El equipo del Plaza caracterizado por el juego rápido pudo capitalizar la lenta defensa del GUG y anotó en contraataque 43 puntos y GUG solo 26.

Por el Plaza que combino seis jugadores con cifras dobles, Robert Glenn anoto 24 puntos, capturo 8 rebotes y otorgó 11 asistencias, seguido por Oliver García quien también anoto 24 puntos con 7 rebotes y 6 asistencias, Anthony Cox encesto 22 tantos con 5 rebotes, el capitán José Américo Delgado aporto 16 puntos con 3 rebotes y 3 asistencias, Marcos Rodríguez aporto 15 puntos con 9 asistencias y cuatro rebotes, y Roberto García “Bryant” 14 tantos desde la banca.

El equipo de las Águilas Cibaeñas informó que Ángel Ovalles fue contratado como su gerente general por los dos próximos años, en sustitución del despedido Manny Acta.

En rueda de prensa, el presidente del conjunto mamey Adriano Valdez Russo presentó a Ovalles, quien dijo sentirse orgulloso de representar a las Águilas Cibaeñas.

“Vengo a representar esta organización con el mejor empeño posible para tener todos los días un conjunto competitivo en el terreno de juego”, declaró el nuevo gerente a través de la cuenta de Twitter del equipo.

República Dominicana (Estrellas Orientales) debutó en la Serie del Caribe con una victoria 3-1 sobre Puerto Rico (Cangrejeros de Santurce), en el partido de apertura de la edición 61 del certamen, en el estadio Rod Carew de aquí.

El abridor cubano Néstor Cortés limitó a los bates boricuas a un hit en cinco entradas, Jenrry Mejía trabajó dos episodios, Román Méndez y José Rafael Díaz uno, cada uno, no toleraron imparable en el resto del camino para completar el trabajo desde el montículo.

Diego Goris y Moisés Sierra batearon un par de incogibles y remolcaron una carrera para encabezar el ataque ofensivo quisqueyano.

Distó de ser el partido más eficiente o espectacular de los New England Patriots. Pero frente a Los Angeles Rams que a la ofensiva casi desaparecieron la primera mitad, fue suficiente para que llamarse campeones de la NFL, otra vez.

Los Patriots vencieron 13-3 a los Rams en un Super Bowl en el que Julian Edelman y Tom Brady dominaron por completo durante tres cuartos y del resto se encargó el juego terrestre.

New England es hoy el segundo equipo apenas de la historia que gana seis anillos de campeón, todos con Brady, el único quarterback que aquilata tal proeza en su carrera.

 

Para los Rams, es casi imposible pensar en ganar sin convertir primeros y 10, pero sobre todo terceras oportunidades en el peor juego de la postemporada para su mariscal de campo Jared Goff.

Los Rams llegaron a la mitad del tercer periodo sin convertir ninguno de sus ocho intentos en tercera oportunidad con apenas tres primeros y 10. Y mucho tuvo que ver la defensiva de New England.

Un pase a Rob Gronkowski a mitad del último cuarto colocó a los Patriots en la yarda 2 y en la siguiente jugada anotó Sony Michel el primer touchdown del Super Bowl para poner el marcador el 10-3, que comenzó a bajar el telón a favor de los Patriots.

El juego se sentenció por completo, cuando Goff lanzó una intercepción con 4:17 en el último cuarto, en la serie que parecía que los Rams se dirigían al empate.

Ya la siguiente serie, evidenció la frustración de la cansada defensiva de los Rams, a la que Brady y sobre todo los corredores de New England movieron el balón hasta terminarla con gol de campo de Rob Gostkowski y la victoria.

Para ser dos equipos que en temporada regular estuvieron entre los cinco con más puntos anotados, es difícil creer que llegaron al último cuarto del Super Bowl empatados 3-3.

Sin embargo, así fue por errores, falta de precisión, de conversiones en tercera oportunidad y castigos de los Rams, así como falta de contundencia de los Patriots ante una heroica defensiva de Los Angeles que hizo las jugadas cuando más se necesitaban.

Así sucedió por ejemplo cuando el apoyador Cory Littleton interceptó el primer pase que lanzó Brady en la yarda 34 de los Rams, cuando parecía que los Patriots anotaban en su primera serie ofensiva.

Ese fue el ritmo del partido en los primeros 30 minutos: Los Patriots moviendo el balón de lado a lado, pero sin traducir en puntos, incluido un gol de campo errado de Stephen Gostkowski, quien en su segundo intento puso el 3-0 en el segundo cuarto.

Los Rams apenas sumaron 29 yardas totales en el primer cuarto y sólo un primero y 10, mientras los Patriots 113 yardas y ocho primeros intentos, respectivamente.

El mariscal de campo de los Rams no jugó bien esta noche. A diferencia de sus dos más recientes partidos de postemporada, se veía nervioso, comenzaba a moverse en la bolsa de protección de manera precipitada.

El resumen de la primera mitad en tercera oportunidad para Goff fue de cuatro pases incompletos y una captura; en general completó cinco de 12 pases para 52 de las 57 yardas totales de los Rams en los primeros 30 minutos del Super Bowl.

El corredor Todd Gurley terminó la primera mitad con tres acarreos, igual número de primeros y 10 para sus Rams en general.

Los Patriots se fueron al descanso con 195 yardas totales, incluidas 160 por pase de Brady y con Julian Edelman quemando el estadio. 128 yardas totales, entre ellas 120 por pase en siete recepciones hasta ese momento.

La gran defensiva de los Rams y los problemas de Goff siguieron en el segundo medio, aunque comenzó a mover el balón. En el tercer cuarto tuvo completamente solo a Brandin Cooks en el que parecía un fácil touchdown pero el pase fue demasiado alto.

Dos jugadas y una captura después, los Rams tuvieron que conformarse con gol de campo de Greg Zuerlein, para el 3-3 con 2:11 en el penúltimo cuarto.

 

El lanzador Néstor Cortés abrirá el primer partido que disputará el equipo de las Estrellas Orientales, campeón del béisbol profesional local, en la Serie del Caribe que se disputará en Ciudad de Panamá, entre el 4 y el 10 de febrero, según informó la plantilla verde.

Cortés, de nacionalidad estadounidense y origen cubano, reconsideró su decisión de no participar en la serie y enfrentará a los Cangrejeros de Santurce, campeones de Puerto Rico, el lunes venidero en el partido inaugural.

El zurdo fue el lanzador abridor del sexto y último partido de la serie final del torneo local, cuando las Estrellas derrotaron 4-0 a los Toros del Este, para terminar con una sequía de 51 años sin conquistar la corona.

Página 8 de 143

Acceso sin limites

No tendría palabras para definir el trato que me han brindado sus productores, primero cuando labores para ellos en radio y ahora en esta naciente idea de televisión. Cuando fui elegido para estar de cerca con esta pareja, sentí una gran satisfacción al saber que siguen tomando en cuenta mi labor en este fabuloso mundo del deporte.